Falso tomate frito con huevo (receta india)

El restaurante ‘Enoteca María’, en Nueva York, se caracteriza por no tener cocinero. Precisamos: se caracteriza por no tener un chef y una carta fija de platos, sino que contrata para su cocina a ‘abuelas’ y cada día una abuela elabora un plato típico de su gastronomía, por lo que al sentarte a la mesa no sabes si van a ofrecerte platos indios, japoneses, españoles, sudaneses o peruanos… ¡quién sabe!

En nuestro día a día apenas hay espacio para la sorpresa; en general, los restaurantes y las empresas de alimentación trabajan en la mecanización de los procesos y la estandarización de resultados. Sabemos de antemano lo que vamos a encontrar en las estanterías de los supermercados, dónde va a estar colocado y el sabor que va a tener, igual que sabemos los platos de un restaurante antes de sentarnos a la mesa independientemente de la temporada del año en que nos encontremos.

En el extremo opuesto a esta realidad surgen propuestas como ‘Enoteca María’, cuya esencia consiste en sacarnos de nuestra zona de confort y alejarnos de la previsibilidad en la que se mueve nuestra cotidianeidad.

Esta receta de falso tomate frito se suma a la apuesta de ‘Enoteca María’ y aboga por lo imprevisto, por recuperar la sorpresa y seducir con matices escondidos e inesperados, a modo de resistencia frente a un espectro de sabores cada vez más estandarizado y reducido.

Receta de falso tomate frito con huevo

Ésta es la receta del falso tomate frito con huevo, para cuatro comensales:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1,5 kilos de tomate natural, maduro, para freír
  • 1 guindilla malagueta
  • Especias al gusto y en abundancia; nosotros proponemos: curry, comino, una pizca de cúrcuma y jengibre molido.
  • Cilantro
  • 1 huevo por comensal

Esta receta india es un himno a la sencillez, al colorido y a la potencia de sabores con los que nos deleita esta cocina. Os recomendamos que cuando la hagáis, no indiquéis a vuestros invitados que es una receta india hasta que la prueben, porque pensarán que será el típico tomate frito y se llevarán una sorpresa.

1.- Se trata de una receta realmente fácil de hacer, ya que consiste en añadir una mezcla de especias al sofrito justo antes de poner el tomate a freír, para que se tuesten y aporten al conjunto un sabor inesperado.

2.- Comenzamos pelando y cortando los ajos en láminas, y freímos en una sartén en la que antes habremos puesto el AOVE a calentar. Añadimos también la hoja de laurel y la guindilla malagueta desde el principio. Si no tenemos a mano este tipo de guindilla, podemos sustituirla por otra que tengamos en nuestros mercados o incluso no poner guindilla si no nos gusta el picante, aunque éste, aunque hay que medirlo bien para no pasarse con el pique, le aporta al conjunto mucha potencia.

3.- Picamos la cebolla en trocitos pequeños y la añadimos a la sartén. Damos unas vueltas y cuando empieza a ponerse transparente, añadimos las especias, para que se tuesten y den así más sabor. Nosotros proponemos una cucharada de curry, una cucharadita de café de cominos molidos (también pueden ser enteros), un pellizco de cúrcuma y otro de jengibre rallado. Removemos y a los pocos segundos incorporamos el tomate para evitar que las especias se quemen.

4.- El tomate debe ser natural, a ser posible muy madura, e ir triturado o rallado. Si tenemos un robot de cocina, lo podemos triturar en él y ganaremos mucho tiempo ya que no será necesario ni pelarlo. En caso contrario, se puede rallar con un rallador y en este caso sí evitaremos poner la piel.

5.- El tiempo de fritura dependerá del punto de espesor al que deseemos el falso tomate frito; podemos calcular entre 15 y 20 minutos para no pasarnos, aunque dependerá también de la potencia que le demos al fuego, ya que lo ideal es hacerlo a fuego fuerte y sin tapar la sartén, pero esto va a hacer que, o bien tenemos una sartén o incluso una olla muy honda, o la fritura de tomate va a salpicar toda la cocina. Para evitarlo, tendremos que bajar el fuego e incluso tapar la sartén.

6.- A la hora de servir, ponemos en el fondo de un plato hondo este falso tomate frito, picamos sobre él cilantro fresco y ponemos un huevo frito, poché o incluso duro cortado en rodajas finas, como prefiramos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.