Tagarninas esparragás

Tagarninas esparragás

Hay alimentos con los que no podemos evitar preguntarnos cómo se han incorporado a nuestra dieta, y las tagarninas es uno de ellos. ¿A quién se le ocurriría comer por primera vez tagarninas? Un tallo nada atractivo, recio y con un aspecto que parece que incluso podría pinchar… La verdad es que sorprende que forme parte de nuestra gastronomía.

Seguro que la utilización de estos alimentos se debe a la necesidad de combatir el hambre, de alimentarse para sobrevivir; por ello, cuando el problema de gran parte de la población en la actualidad no es el hambre sino la sobrealimentación, desde este blog le estaremos eternamente agradecidos a las tagarninas, a la borraja y en general a todos los alimentos hoy en día algo olvidados pero que tanto han hecho por nosotros en épocas de escasez.

Sirva esta receta como agradecimiento y para intentar evitar que caigan en el olvido, porque unas tagarninas bien guisadas, gracias a la magia de la cocina popular, son un monumento. Esperamos que éstas os gusten.

Antes de guisar las tagarninas hay que lavarlas muy bien porque al ser un tallo y extenderse cerca del suelo, suelen venir con tierra. Una vez lavadas, hay que cocerlas unos veinte minutos antes de guisarlas, para que estén tiernas. A partir de aquí empezaremos el proceso de esparragarlas:

1.- En una sartén grande cubrimos el fondo con aceite y freímos 2 rebanadas de pan y reservamos.

2.- A continuación, añadimos más aceite si hace falta y freímos 4 ó 5 dientes de ajo cortados a láminas y cuando están fritos, reservamos la mitad junto con las rebanadas de pan.

3.- A los ajos que hemos dejado en la sartén junto con el aceite incorporamos una cucharada de pimentón y justo después unos 250 gramos de tomate frito.

4.- Mezclamos bien, añadimos las tagarninas y cubrimos con agua, subiendo el fuego para ligarlo todo.

5.- Cuando lleva dos o tres minutos cociendo utilizamos parte del caldo para añadirlo al pan y ajos fritos que habíamos reservado, y lo batimos todo. Una vez batido, lo incorporamos a la sartén con las tagarninas, salpimentamos y dejamos cocer hasta que el conjunto coja consistencia y alcance la textura deseada.

6.- Podemos freír con huevos fritos procedentes de gallinas camperas y tendremos un plato muy completito.

Una confesión: de las tagarninas nos encanta su sabor… y su nombre.

¡A disfrutar!

Un comentario en “Tagarninas esparragás

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.